Estás en: Instituto de Salud Carlos III >> El Instituto >> Comunicación >> Noticias y actos >> La evaluación coste-efectividad de medicamentos y tecnologías sanitarias debe basarse en metodología científicamente acreditada

Comunicación

Noticias y actos

La evaluación coste-efectividad de medicamentos y tecnologías sanitarias debe basarse en metodología científicamente acreditada

29/11/2012

• Se presenta la primera obra en castellano escrita en los últimos años que recoge la metodología a seguir para elaborar y efectuar una evaluación económica basada en la evidencia y el rigor científico

La evaluación coste-efectividad de medicamentos y tecnologías sanitarias debe basarse en metodología científicamente acreditada

- Ganar años de vida, parámetro fundamental en la evaluación de las nuevas tecnologías sanitarias

- En los últimos diez años se han incorporado en España más de 9.000 medicamentos y menos del 10% forman parte del arsenal terapéutico de los hospitales

Madrid, 28 de noviembre de 2012.- El Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) de Madrid celebra hoy, con la colaboración de la compañía biomédica Pfizer, la Jornada “Evaluación Económica y Red Europea de Evaluación de Tecnología Sanitaria: presente y futuro”, en la que diversos expertos se reúnen para abordar los aspectos más relevantes sobre la situación de esta disciplina en nuestro país y el papel de la Red Española de Agencias de Evaluación de Tecnología Sanitaria y Prestaciones, recientemente creada por el SNS para mantener actualizada permanentemente la cartera de servicios e incluir los avances tecnológicos que hayan demostrado su eficiencia.

Así, el director de la Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias (AETS) del Instituto Carlos III, el doctor Antonio Sarriá, afirma que, en cuanto al nivel de cumplimiento y eficacia de las medidas de evaluación, hay que tener en cuenta que hay diversos tipos de receptores de estudios de evaluación económica. Algunos están directamente dirigidos a las autoridades sanitarias, para determinar la inclusión de las tecnologías o no en las carteras de servicios, mientras otros tienen como objetivo los profesionales sanitarios, para influir en la práctica clínica. “En esta segunda situación todavía hay que mejorar en el impacto de estos estudios”, señala el Dr. Sarriá.


Presentación de una guía de diseño y análisis de evaluación económica

La Jornada es también el marco de presentación del libro “Evaluación económica de medicamentos y tecnologías sanitarias: principios, métodos y aplicaciones en política sanitaria”, escrito por el doctor Javier Soto Álvarez, jefe del departamento de Farmacoeconomía y Resultados en Salud de Pfizer España. Se trata de una obra de consulta e inspiración para cualquier profesional sanitario o decisor del SNS de nuestro país que se embarque en la tarea de diseñar, realizar y analizar una evaluación económica de un medicamento o tecnología sanitaria, buscando que los resultados sirvan para tomar mejores decisiones sanitarias.

Según el autor, “en estos momentos, los recursos disponibles en nuestro sistema sanitario son cada vez más limitados para cubrir todas las necesidades de la sociedad, por lo que es necesario racionalizar la asignación de recursos y emplearlos en la financiación de aquellas alternativas terapéuticas que sean más eficaces, seguras y coste-efectivas, lo que sin duda generará que se obtengan los mejores resultados en salud en los pacientes con la inversión monetaria realizada”.

“Los datos de coste-efectividad -añade el autor- deberían tener un peso importante a la hora de tomar decisiones sobre medicamentos y tecnologías sanitarias en nuestro país, aunque aún queda mucho por hacer para que esto sea una realidad”. El experto señala que es necesario empezar por un cambio cultural en el propio SNS, que busque y recompense la eficiencia, siguiendo con una formación adecuada de los profesionales sanitarios y finalizando con una mayor sensibilidad y voluntad de las autoridades sanitarias centrales y autonómicas para emplear de verdad el criterio de la eficiencia a la hora de tomar decisiones en política sanitaria.

Aunque existen muchos libros editados sobre evaluación sanitaria en lengua inglesa, este nuevo volumen cubre una laguna existente en nuestro país en lengua castellana, y supone la primera obra escrita en los últimos años que trata la metodología a seguir a la hora de elaborar y efectuar una evaluación de este tipo en profundidad, de una manera aséptica y basada en la evidencia y el rigor científico. Por este motivo, explica el doctor Soto Álvarez, “una de sus mayores aspiraciones es cubrir un hueco existente en nuestro país y aportar una serie de enseñanzas, pautas y recomendaciones para efectuar evaluaciones económicas válidas y de calidad”.

En ese sentido, Juan José F. Polledo, director de Relaciones Institucionales de Pfizer, señala que:”nuestra compañía, Pfizer, cuenta con un equipo técnico del más alto nivel, que nos garantiza que todas nuestras aproximaciones a la evaluación farmacoeconómica se realiza sobre bases de máximo rigor y exigencia”


Red Española de Agencias de Evaluación de Tecnología Sanitaria y Prestaciones

Uno de los principales problemas en la evaluación económica de las tecnologías sanitarias es la variabilidad en las mediciones de los organismos. Por ello, durante la Jornada se aborda el papel de la Red Española de Agencias de Evaluación de Tecnología Sanitaria y Prestaciones, uno de cuyos cometidos es unificar los criterios de evaluación.

El doctor Antonio Sarriá señala que la función de la AETS pasa actualmente por “identificar y priorizar las necesidades en evaluación de tecnologías sanitarias; detectar tecnologías y prestaciones emergentes y tecnologías obsoletas; elaborar informes de evaluación; y participar en la elaboración y actualización de guías de práctica clínica”.

Para todo ello, la AETS elabora sus informes teniendo en cuenta un parámetro fundamental: la ganancia en años de vida con la tecnología sanitaria evaluada. El objetivo, señala el doctor Sarriá, “es la obtención de los cocientes coste-utilidad incremental tras la utilización de las tecnologías”.


El papel de la farmacia hospitalaria en la evaluación eficaz, segura y eficiente de los medicamentos

El doctor José Luis Poveda, presidente de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria, indica que “la evaluación económica es prioritaria para el servicio de farmacia, desde la selección del medicamento hasta el seguimiento del paciente, pasando por la adquisición, prescripción, validación farmacéutica, distribución, elaboración y administración. Además, la perspectiva del farmacéutico de hospital es triple, por cuanto tiene una visión del medicamento, del paciente y del proceso farmacoterapéutico”.

Además, recuerda Poveda, “siempre debemos buscar el mejor fármaco en términos de eficacia, seguridad, eficiencia y de forma global su valor terapéutico, como base para el posicionamiento terapéutico”. Según el doctor Poveda, en los últimos diez años se han incorporado en España más de 9.000 presentaciones de medicamentos y menos del 10% forman parte del arsenal terapéutico de los hospitales y en esta selección ha tenido un papel muy importante la evaluación económica.

Por ello, Poveda recuerda que, en el proyecto de evaluación de fármacos se necesita contar con múltiples agentes: “la administración pública y especialmente la Dirección General de la Cartera Básica de Servicios del SNS y Farmacia, y también sociedades científicas, la red de agencias de evaluación, la propia industria y todos los profesionales que con su experiencia puedan mejorar este proceso metodológico de evaluación que conlleva facilitar una decisión en términos de fijación de precio y financiación pública”.

En ese mismo sentido se expresa el doctor Soto Álvarez: “al igual que sucede en otros países del entorno, en nuestro país las evaluaciones económicas van a permitir tomar mejores decisiones para el propio SNS, la sociedad y los pacientes, por lo que es responsabilidad de todas las personas que trabajamos dentro del sistema que el uso de los resultados de las evaluaciones económicas se emplee cada vez más en el día a día”. Para ello, recuerda, los análisis económicos existentes deben ser realizados con la mayor calidad metodológica y el máximo rigor científico para que sus resultados sean válidos y creíbles para los profesionales sanitarios y otros decisores del SNS.


Instituto de Salud Carlos III

Con una trayectoria de más de 20 años de investigación en ciencias de la vida y de la salud y prestación de servicios de referencia, el Instituto de Salud Carlos III es el principal Organismo Público de Investigación (OPI) que financia, gestiona y ejecuta la investigación biomédica en España, además el organismo gestor de la Acción Estratégica en Salud (AES) en el marco del Plan Nacional de I+D+I. Adscrito orgánicamente al Ministerio de Economía y Competitividad (Real Decreto 345/2012) y funcionalmente, tanto a este mismo como al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (Real Decreto 200/2012), tiene como misión principal el fomento de la generación de conocimiento científico en ciencias de la salud y el impulso de la innovación en la atención sanitaria y en la prevención de la enfermedad.


Pfizer, “Trabajando juntos por un mundo más sano”TM

Fundada en 1849, Pfizer es la mayor compañía biomédica que impulsa nuevas iniciativas en favor de la salud. En Pfizer, descubrimos, desarrollamos y ponemos a disposición de los pacientes y de los profesionales sanitarios medicamentos eficaces, seguros y de calidad, para tratar y ayudar a prevenir enfermedades, de personas y de animales. También, trabajamos junto a los profesionales y las autoridades sanitarias para garantizar el acceso a nuestras medicinas, y para ofrecer mejor asistencia sanitaria y apoyo a los sistemas de salud. En Pfizer, todos los colaboradores trabajamos cada día para ayudar a las personas a tener una vida más sana y a disfrutar de mayor calidad de vida.


Para más información:
Gabinete de prensa:
91 563 23 00
mariagallardo@berbes.com / marcosdiaz@berbes.com


® Instituto de Salud Carlos III