Estás en: Instituto de Salud Carlos III >> El Instituto >> Comunicación >> Noticias y actos >> II de edición de la exposición “La biología a través de un microscopio

Comunicación

Noticias y actos

II de edición de la exposición “La biología a través de un microscopio

28/11/2014

En la Biblioteca Municipal “Francisco Umbral” de Majadahonda

II de edición de  la exposición “La biología a través de un microscopio"

- Casi un año después de la inauguración de la primera, Fernando González-Camacho de la Unidad de Microscopía Electrónica y Confocal, repite experiencia y presenta 35 fotografías científicas.

- El objetivo es acercar la ciencia y la investigación biomédica, y en particular la labor de esta técnica, al público general.

- Investigadores del Instituto de Investigación en Enfermedades Raras, la Unidad Funcional de Investigación en Enfermedades Crónicas y el Centro Nacional de Microbiología han cedido sus imágenes para desarrollar esta actividad.

28 de noviembre de 2014.  Treinta y cinco fotografías tomadas mediante microscopía de fluorescencia confocal configuran la segunda edición de la exposición en Madrid “La biología a través de un microscopio” que hasta el próximo día 30 de diciembre podrá visitarse en la Biblioteca Municipal Francisco Umbral de Majadahonda. Posteriormente, la muestra volverá a Salamanca y en primavera concluirá su recorrido volviendo de nuevo en Madrid.

Su autor, Fernando González-Camacho de la Unidad de Microscopía Electrónica y Confocal del Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) puso en marcha esta iniciativa el pasado año con la intención de acercar la biología y la investigación al ciudadano de manera divulgativa  a través de una selección de imágenes que permiten hacer visible lo invisible.
En esta ocasión, la exposición se complementa con dos conferencias divulgativas, dirigidas a estudiantes de secundaria de los institutos de la zona, que serán impartidas por Isabel Cortegano, del Centro Nacional de Microbiología y por el propio González-Camacho.

Cortegano explicará a los asistentes las claves de nuestras defensas y el funcionamiento del sistema inmune mientras que González-Camacho abordará como el descubrimiento de la proteína verde fluorescente (GFP) ha hecho posible hacer visible aspectos que con la microscopia tradicional no se podían observar.

Las imágenes estarán expuestas hasta el 30 de diciembre y representan un pequeño recorrido del trabajo realizado en los cinco años que lleva en funcionamiento el microscopio confocal del Centro Nacional de Microbiología del ISCIII de la Unidad en la que trabaja González-Camacho.

La Unidad de Microscopía Electrónica y Confocal sirve de apoyo a la investigación que se realiza en el ISCIII y para la selección fotográfica se ha contado con la colaboración de investigadores del Instituto de Investigación en Enfermedades Raras, la Unidad Funcional de Investigación de Enfermedades Crónicas y del Centro Nacional de Microbiología que han cedido las imágenes.

La microscopía confocal

La Microscopía Confocal es una tecnología que permite observaciones a una resolución mayor que la que se puede lograr con la microscopía óptica convencional.

El primer microscopio confocal se patentó en 1957, pero el gran boom no llegaría hasta los años 90 del pasado siglo, cuando se comenzó a manipular el gen que codifica la proteína verde fluorescente (GFP), mejorando sus propiedades y obteniendo toda una batería de proteínas derivadas capaces de ser excitadas y emitir fluorescencia en un amplio rango de longitudes de onda.

La microscopia confocal emplea como fuente de luz un láser, éste barre la preparación punto a punto y la señal emitida por la muestra es capturada por un detector llamado fotomultiplicador. El láser es una fuente de luz a una única longitud de onda, llamada longitud de onda de excitación que, al incidir sobre las moléculas de la muestra que tienen la capacidad de absorber esta longitud de onda, pasan a un estado de excitación, pudiendo emitir luz en otra longitud de onda mayor. La fluorescencia que emite una muestra puede ser debida a moléculas que se encuentran de forma natural (autofluorescencia o fluorescencia primaria, como en el caso de la hemoglobina) o puede ser producida por moléculas que se han añadido a la muestra de manera específica, como son los fluorocromos.

Hay una gran cantidad de fluorocromos específicos en el mercado que permiten marcar las diferentes estructuras y componentes celulares que, en combinación con la técnica de inmunofluorescencia, permite la detección simultánea de un buen número de marcadores.

Otra de las características que definen al microscopio confocal es que posee un iris delante que los detectores que elimina la luz que está fuera del plano focal, es el pinhole, esto permite obtener imágenes con una gran resolución. Como el microscopio puede moverse por la preparación en su eje Z, se pueden tomar imágenes de los distintos planos focales y hacer una reconstrucción tridimensional del material observado.

La microscopia confocal se ha convertido en una de las herramientas de trabajo predilectas para los  científicos de las ciencias biológicas y médicas de todo el mundo, suponen un campo en continuo avance y ha supuesto el Premio Nobel de química del 2014 a los desarrolladores de la microscopía de fluorescencia de super-resolución.


® Instituto de Salud Carlos III