Estás en: Instituto de Salud Carlos III >> El Instituto >> Comunicación >> Noticias y actos >> Detectan mediante espectroscopia cerebral disfunción neuronal en los hipocampos de pacientes con síndrome de Cushing curado

Comunicación

Noticias y actos

Detectan mediante espectroscopia cerebral disfunción neuronal en los hipocampos de pacientes con síndrome de Cushing curado

21/05/2013

El trabajo, realizado por una investigadora del CIBERER del Instituto de Salud Carlos III, se ha presentado en el último Congreso Europeo de Endrocrionología.

Detectan mediante espectroscopia cerebral disfunción neuronal en los hipocampos de pacientes con síndrome de Cushing curado.

7 de mayo de 2013.- Un reciente estudio clínico en pacientes con síndrome de Cushing curado ha detectado niveles alterados de metabolitos cerebrales, asociados con daño neuronal. Estos resultados tendrán implicaciones, no solo para los mismos pacientes de Cushing, sino también para aquellos que están tomando altos niveles de glucocorticoides, porque estos fármacos podrían tener los mismos efectos negativos. El trabajo ha sido presentado en el Congreso Europeo de Endocrinología, que tuvo lugar en Copenhague, desde 27 de abril al 1 de mayo.

El síndrome de Cushing es una enfermedad endocrina producida por un aumento del cortisol, hormona del estrés. La terapia quirúrgica y la médica pueden normalizar el cortisol, pero a menudo pacientes curados siguen teniendo problemas de memoria. Ahora un grupo de investigadores del Hospital Sant Pau de Barcelona han estudiado con resonancia magnética nuclear los pacientes que han padecido síndrome de Cushing, descubriendo que éstos tienen alteraciones de metabolitos cerebrales, asociados con problemas de memoria y cognitivos. Estos resultados podrían también tener implicaciones clínicas para aquellos pacientes que estén tomando glucocorticoides en altas dosis, debido a patologías inflamatorias, reumáticas, alérgicas y probablemente también en el estrés crónico cotidiano.

El cortisol (una hormona glucocorticoide) se produce en las glándulas suprarrenales en respuesta al estrés. Se sabe que una exposición prolongada a altos niveles de cortisol está asociada a un abanico de problemas cognitivos, sobre todo en los pacientes con síndrome de Cushing, pero muy probablemente también en aquellos que toman fármacos glucocorticoides.

La doctora Eugenia Resmini, investigadora del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Raras (CIBERER), y sus compañeros han llevado a cabo un estudio de espectroscopia cerebral mediante resonancia magnética, en el Hospital Sant Pau de Barcelona en 18 pacientes con síndrome de Cushing curado y 18 controles sanos. Han descubierto que el NAA (N-acetilaspartato) está significativamente reducido en los pacientes, indicando disfunción neuronal, mientras el GLX (glutamato+glutamina) está significativamente aumentado, indicando proliferación glial, como probable respuesta compensatoria a la perdida neuronal.

Según la Dra. Resmini:
“Los pacientes con síndrome de Cushing están expuestos a altos niveles de glucocorticoides, que se asocian a problemas de memoria y de perdida neuronal. Hemos estudiado el hipocampo porque es una estructura cerebral subcortical importante para la memoria y el aprendizaje, es rico en receptores de glucocorticoides y por eso es particularmente vulnerable a su exceso. En un estudio previo hemos demostrado que los pacientes con graves problemas de memoria tenían los volúmenes hipocampales reducidos. Ahora hemos encontrado que pacientes con normales volúmenes hipocampales y problemas de memoria tienen alteraciones de metabolitos cerebrales, que pueden preceder la reducción del volumen hipocampal.

“Estas alteraciones serían un marker precoz de daño hipocampal, identificarlas podría ayudar a los médicos a diagnosticar y tratar antes los problemas de memoria. Además podría ser útil en el seguimiento de pacientes que están tomando altas dosis de glucocorticoides, que pueden tener estos posibles efectos adversos.

“Por ultimo, el hecho que estas alteraciones estén todavía presentes en pacientes curados indica que el daño cerebral no es totalmente reversible tras la curación. Por esta razón es fundamental el diagnostico precoz y la curación del síndrome de Cushing, que pueden evitar  la progresión del daño hipocampal y de los problemas de memoria.”

Sobre el CIBERER

El CIBERER, dependiente del Instituto de Salud Carlos III-Ministerio de Economía y Competitividad, coordina la investigación de excelencia sobre enfermedades raras que se desarrolla en nuestro país. Está constituido por 60 grupos de investigación pertenecientes a 29 instituciones consorciadas de primer orden y agrupa a 700 investigadores. Estos investigadores trabajan en el estudio de las causas y mecanismos de las enfermedades raras con el objetivo de trasladar los avances en la investigación a la cabecera del paciente en el menor período de tiempo posible.

Sobre el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau

El Hospital de la Santa Creu i Sant Pau (HSCSP), fundado en 1401, es la institución hospitalaria decana del Estado español, donde el órgano de gobierno es, desde 1991, el Patronato de la Fundación de Gestión Sanitaria, representado por la Generalitat de Catalunya, el Ayuntamiento de Barcelona y el Arzobispado de Barcelona. La actividad en el ámbito de la investigación sitúa el Hospital de Sant Pau como uno de los centros hospitalarios más importantes de España a través del Instituto de Investigaciones Biomédicas Sant Pau (IIB Sant Pau), entidad que engloba el HSCSP, su Instituto de Investigación y otras entidades de investigación relacionadas por su proximidad. El IIB Sant Pau, acreditado como Instituto de Investigación Sanitaria por el Ministerio de Ciencia e Innovación, cuenta con una producción científica anual de unas 500 publicaciones.

 

Para más información:

Miquel Calvet, responsable de Comunicación del CIBERER
mcalvet@ciberer.es
625 67 68 81 / 96 339 47 89

Departamento de Comunicación y relaciones ciudadanas
Hospital de la Santa Creu i Sant Pau
premsa@santpau.cat
93 553 78 30


® Instituto de Salud Carlos III