Solicitud de depósito

Las líneas de células troncales humanas, tanto embrionarias como adultas, con finalidad de investigación biomédica se depositarán en el BNLC (ORDEN SCO/393/2006).

El depósito de las líneas de células troncales humanas adultas y embrionarias en el Banco Nacional de Líneas Celulares con destino a la investigación biomédica se realizará de acuerdo con las siguientes condiciones mínimas:

1. Las líneas celulares procederán de un proyecto de investigación autorizado por la autoridad estatal o autonómica competente, previo informe favorable de la Comisión de Garantías para la Donación y la Utilización de Células y Tejidos Humanos.
2. La investigación habrá sido realizada con el respeto a los principios éticos y el régimen jurídico aplicable, en especial lo dispuesto en Ley de Investigación Biomédica.
3. Las solicitudes de depósito de líneas celulares, tanto de hES como iPS, deberán contar con la autorización del representante legal de la institución donde dichas líneas se hayan derivado.
4. La institución solicitante custodiará los datos de identidad de los donantes en el más estricto secreto, de conformidad con lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter personal, siendo necesario que los donantes hayan sido informados de los extremos contenidos en el artículo 5.1 de esta ley, facilitando los datos biológicos necesarios para determinar la trazabilidad y el tipaje de las células de forma que no sea desvelada la identidad de los donantes.
5. La solicitud deberá contener información detallada sobre la viabilidad, potencialidad y segu-ridad de la línea, de cara a evaluar si dicha línea cumple los estándares establecidos por el Banco para su posterior cesión.
6. La derivación celular realizada deberá garantizar la seguridad de la línea, así como su trazabilidad.

ENLACES

Requisitos mínimos caracterización  y registro. BNLC. 
Nomenclatura iPS. BNLC.
Documento de Depósito de Líneas embrionarias 
Documento de Depósito de Líneas iPS 
 

® Instituto de Salud Carlos III