ISCIII

Inicio de sesión
Selecionar página

La expansión del mosquito tigre: ¿qué hay que saber?

El mosquito tigre (Aedes albopictus) lleva ya 15 años en España y con el paso de los años va ganando protagonismo. Es un potencial transmisor de más de 20 enfermedades infecciosas, como dengue, Zika, fiebre amarilla y Chikungunya, entre otras. Su presencia en el territorio español no ha dejado de aumentar en la última década, localizándose sobre todo en zonas costeras mediterráneas y del sur, pero también en el interior y algunas zonas del norte del país.

El mosquito tigre está de actualidad en España tras haberse conocido los primeros casos de dengue autóctono en tiempos recientes (casos producidos en España, en oposición a los casos importados, procedentes de otros países). La comunidad científica, además de sobre el Dengue, se mantiene alerta ante posibles casos de otras patologías tropicales y emergentes como el Chikungunya y el Zika. La mayoría de casos en Europa de estas patologías suelen ser importados, pero cada vez hay más riesgo de casos autóctonos debido a la globalización de viajes y migraciones y al efecto del cambio climático, entre otros factores.

¿Cómo actuar ante el mosquito?

El mosquito tigre proviene de zonas tropicales de Asia. Su picadura provoca enrojecimiento de la piel, picor y ligeros cambios dermatológicos en la zona afectada. La zona del cuerpo más afectada por la picadura de este mosquito suelen ser las extremidades inferiores. Su actividad puede extenderse, según su presencia, a lo largo de todo el año, aunque la época estival es la más prolífica para las picadoras del mosquito tigre, pue sólo son las hembras las que lo hacen. El cambio climático y el alargamiento de los climas templados pueden aumentar sus meses de actividad.

Ya que su presencia está relacionada con acumulaciones muy pequeñas de agua, como las oquedades naturales de los árboles que acumulan agua de lluvia, algunas recomendaciones para prevenir su presencia son vaciar o cubrir recipientes que contengan o acumulen  agua de forma continuada, evitar acumulaciones de agua en zonas de drenaje o susceptibles de inundarse, tapar pozos y cisternas, o valorar el uso de mallas mosquiteras en zonas con agua acumulada. El objetivo de todas estas medidas es evitar la reproducción en estos lugares del mosquito. Si persisten las molestias de una picadura de origen desconocido, es recomendable acudir a un médico para su valoración.

El trabajo del ISCIII

Ricardo Molina y Paz-Sánchez Seco son dos de los investigadores del ISCIII que desarrollan parte de su trabajo, junto con sus equipos, en los laboratorios de Entomología Médica y de Arbovirus y Enfermedades Víricas Importadas del Centro Nacional de Microbiología (CNM(, respectivamente. Estudian vectores como el mosquito tigre y su relación con enfermedades emergentes. 

El Centro Nacional de Medicina Tropical del ISCIII, que dirige Agustín Benito, también dedica buena parte de su trabajo al estudio de enfermedades transmitidas por vectores como el mosquito tigre, investigando tanto en zonas tropicales como su posible influencia en España. Departamentos como los de Comportamiento Humano y Enfermedades Tropicales; Salud Global, y Epidemiología, Salud Pública y Salud Global, se dedican en el CNMT a estudiar estas enfermedades. 

El Laboratorio de Entomología Médica del CNM da apoyo al sistema nacional de salud a través de la cartera de servicios del ISCIII. Oferta 5 técnicas que van desde la identificación de artrópodos hasta la identificación molecular de la sangre ingerida por artrópodos de interés en salud pública. Ese apoyo se extiende a investigaciones en el marco de la vigilancia de brotes de enfermedades vectoriales. El otro papel fundamental de este laboratorio es llevar cabo investigaciones aplicadas en el campo de estas enfermedades. 

En los últimos años, el laboratorio en el que trabaja Molina ha estudiado los recientes brotes del virus Crimea-Congo, dengue o leishmaniasis. Colabora desde 2007 en los trabajos de vigilancia de la llegada de mosquitos exóticos en puertos y aeropuertos que incluyen el estudio de la expansión del mosquito tigre por la geografía española. Fuera de España ha participado en importantes misiones internacionales sobre malaria y leishmaniasis llevadas a cabo en países como Guinea Ecuatorial, Panamá, Bolivia, Francia, Bangladés, etc., así como en proyectos integrados de la UE.