ISCIII

Inicio de sesión
Selecionar página

Investigadoras del ISCIII corroboran el cáracter emergente del virus Crimea-Congo en Europa

 

24  de  Julio de 2017.-  Investigadoras  del  Laboratorio de  Arbovirus del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) han confirmado la presencia de garrapatas transmisoras del virus Crimea-Congo en diversas comunidades españolas. Las investigadoras han participado en un estudio recientemente publicado por la revista  "New  England  Journal  of  Medicine" en el que se describe los dos primeros casos de este tipo de fiebre hemorrágica ocurridos en  España a finales de agosto pasado y cuya identificación etiológica corrió a cargo del equipo de dicho laboratorio.

En el artículo se describe el curso clínico de la enfermedad y las características víricas y epidemiológicas de los dos casos. Ambos casos presentaron un nexo epidemiológico al  ocurrir una transmisión nosocomial entre paciente y personal sanitario, que presumiblemente hizo sospechar a los profesionales sanitarios la etiología vírica, como así se indica en el artículo. La autopsia del caso índice reveló la afectación del hígado y de la mucosa intestinal, este último hallazgo no había sido descrito con anterioridad.

El factor de riesgo identificado en el caso índice se refirió a la picadura de una garrapata infectada por el virus causante de la enfermedad. Ya desde 2010 se conocía la presencia del virus en  territorio español, al haber sido detectado genoma del virus en garrapatas. En el  trabajo, ahora publicado,  se identifica el linaje del virus en los pacientes que se corresponde con el que se halló en las garrapatas en 2010.

Enfermedad emergente

La expansión de este tipo de infección a Europa occidental, donde no habían sido detectados casos clínicos con anterioridad, corrobora el carácter emergente de la enfermedad.

Ante la presencia en España del virus de la fiebre hemorrágica de Crimea Congo, el cual se transite principalmente por picadura de garrapata, otras vías de transmisión resultan del contacto con la sangre o los tejidos a de personas o animales infectados, los expertos insisten en la necesidad de  reducir el riesgo de transmisión a partir de su principal vía protegiéndose  de la exposición a garrapatas y prestar atención a la aparición de fiebre o síntomas hemorrágicos después de la picadura de una garrapata.

En este sentido, un informe del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (https://www.msssi.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/Crimea_Congo/docs/2-ACTUALIZACION_ER_FHCC_20.04.2017.pdf) detalla la situación de la enfermedad en España y las recomendaciones a seguir tanto por parte de los ciudadanos como de los profesionales.

Desde  la confirmación de los dos casos autóctonos de Crimea-Congo, el  equipo de expertos del ISCIII   ha analizado más de 10.000 garrapatas.

 

 


Documentos adjuntos