Inicio de sesión
Selecionar página

La Profilaxis pre Exposición (PrEP) frente al VIH cumple 5 años como programa de éxito en salud pública


La ministra de Sanidad, Mónica García (en el centro), flanqueada por la directora del ISCIII, Marina Pollán (a su derecha), y la directora de la División de Control de VIH, ITS, Hepatitis Virales y Tuberculosis del Ministerio de Sanidad, Julia del Amo, en la inauguración del acto, celebrado en el Salón Ernest lluch del ISCIII, en Madrid.

 ​

​​​​El Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) ha acogido este miércoles la jornada 'Cinco años de Profilaxis pre Exposición frente a la infección por VIH: éxito de la implementación de la PrEP en España', que ha sido inaugurado por la ministra de Sanidad, Mónica García; la directora del ISCIII, Marina Pollán, y la directora de la División de Control de VIH, ITS, Hepatitis Virales y Tuberculosis del Ministerio de Sanidad, Julia del Amo​. El Instituto participa del programa PrEP desde sus inicios, en colaboración con el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas, y colabora en el desarrollo y gestión del Sistema de Información de Programas de Profilaxis Pre exposición al VIH en España (SIPrEP)​, desarrollado por la Unidad de Salud Digital y Telemedicina del Instituto y alojado en el Centro Nacional de Epidemiología.  


La denominada profilaxis pre-exposición frente a la infección por el VIH (PrEP), consiste en la prescripción diaria en una sola pastilla de Tenofovir disoproxilo y Emtricitabina (TDF/FTC) en personas a riesgo de adquirir la infección. Forma parte del paquete de medidas farmacológicas y no farmacológicas dirigidas a la prevención del VIH denominada estrategia de prevención combinada.​


La ministra de Sanidad ha señalado que la PrEP "representa un hito en la prevención del VIH y nos ha ofrecido la posibilidad de reducir significativamente lo que ha sido una pandemia, a la que se le ha puesto una solución de éxito". Según los datos ofrecidos en la jornada, un total de 23.670 personas han participado en este programa desde su implantación hace cinco años; en el último año, el número de participantes ha aumentado en cerca de 10.000. Además, hay más de 2.000 personas en monitorización, para hacer un continuo seguimiento y evaluación del programa. Mónica García ha destacado la necesidad de seguir impulsando la PrEP y tomar medidas para seguir mejorando la accesibilidad y llegar a todas las personas y colectivos más vulnerables. 


"No es solamente administrar una pastilla", ha recordado la ministra: "Es un enfoque mucho más amplio de la salud pública, que incluye la prevención de otras enfermedades de transmisión sexual, potenciar el uso del preservativo, de la vacunación cuando es posible, la detección temprana y el tratamiento. Estos cinco años de éxito son una evidencia de cómo cuando la política va de la mano de la ciencia y de la evidencia, es capaz de tener buenos resultados".


En España, la PrEP fue incluida como prestación farmacéutica en la cartera básica de servicios del Sistema Nacional de Salud el 30 de septiembre de 2019. En marzo de 2020 se puso en marcha el Sistema de Información de Programas de Profilaxis Pre exposición al VIH en España (SIPrEP), con el objetivo de monitorizar el desarrollo y resultados de los programas públicos de PrEP en España y conocer las características, su evolución clínica y la efectividad de esta nueva intervención en los usuarios de PrEP en las distintas comunidades autónomas. Un total de once comunidades autónomas están proporcionando ya datos para saber la marcha de esta iniciativa, y la idea es lograr más implicación. 

5.jpg


Por su parte, la directora del ISCIII ha insistido en que la PrEP "es una historia de éxito que va más allá de la pastilla, permitiendo un programa de salud pública y una prevención global de ITS, con un sistema que trabaja en toda España y está alineado con la OMS y OnuSIDA. Marina Pollán ha añadido, en línea con lo expreado también por la ministra, que evaluar la efectividad de esta medida de salud pública, en condiciones reales y concretas, es clave para seguir mejorando. En la jornada, que ha contado con mesas redondas de profesionales sanitarios, asociaciones y personas usuarias, también han participado Asunción Díaz, investigadora del Centro Nacional de Epidemiología (CNE) del ISCIII, que ha moderado una de las sesiones, y Tania Cedeño​, directora del CNE, que ha clausurado el acto.


Datos del último informe SIPrEP


Según el informe de resultados hasta mayo 2023 del SIPrEP​, el número de centros dispensadores de PrEP que participan en SIPrEP es heterogéneo entre comunidades. La mayoría de usuarios de PrEP fueron HSH, adultos jóvenes y habían nacido en España, y la mayoría habían finalizado la educación secundaria obligatoria y la mitad estaban trabajando. Casi en el 20% de los casos el acceso al programa de PrEP actual se ha dado a través un centro de atención primaria o un centro de diagnóstico de VIH/ITS, lo que pone de relieve su importancia como herramienta de promoción de la PrEP y como vía de entrada al programa.

Los datois del último informe disponible revelan que, de los usuarios que habían tomado PrEP con anterioridad, casi una cuarta parte no realizaron seguimiento médico, principalmente aquellos que obtuvieron los fármacos por Internet. Además, la caracterización de los usuarios de PrEP respecto a las prácticas de riesgo muestra un elevado riesgo para la adquisición del VIH. Entre un 6-8% fueron diagnosticados de infección por chlamydia trachomatis, gonococo y sífilis en la visita inicial, lo que subraya la importancia de estos programas para la detección y tratamiento de ITS no diagnosticadas, y casi un cuarto de los usuarios reportó consumo de drogas en los 3 meses previos. 


Además, hasta 13% de los usuarios de PrEP practicaron chemsex en los 3 meses previos a la visita inicial, unas cifras que refuerzan la idea de que, debido a la elevada prevalencia de consumo de drogas, es necesario reforzar el consejo asistido en relación a este consumo en cada visita de seguimiento. Del total de usuarios, un 13% interrumpieron el programa por diversos motivos. Los más frecuentes fueron la ausencia de percepción de riesgo y traslado del usuario. La seroconversión al VIH fue muy poco frecuente, pero sucedió en 3 casos; uno de los tres usuarios que adquirieron el VIH durante el periodo de estudio presentó problemas de adherencia a la PrEP. Los responsables del programa PrEP concluyen que para hacer frente a la vulnerabilidad de estos colectivos frente al VIH es necesario la coordinación de las entidades implicadas, adaptando dicha respuesta a las características y necesidades particulares de estos usuarios. ​​