Inicio de sesión
Selecionar página

La Escuela Nacional de Sanidad lidera una investigación sobre transparencia, acceso abierto y reproducibilidad de los estudios en economía de la salud




​​​​Un equipo del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) ha publicado una investigación en la revista Journal of Clinical Epidemiology que analiza en qué medida los artículos científicos sobre evaluación económica de intervenciones sanitarias incorporan prácticas de investigación que promuevan la transparencia, acceso abierto y la reproducibilidad de datos y resultados. 


El trabajo, que comenzó hace tres años, está liderado desde la Escuela Nacional de Sanidad (ENS) del ISCIII y se ha llevado a cabo en colaboración con centros internacionales de referencia como la Universidad británica de York -una de las cunas académicas de la economía de la salud- y la Universidad canadiense de Ottawa, entre otros. Ferrán Catalá-López, científico del Departamento de Economía y Planificación Sanitaria de la ENS-ISCIII, es el autor principal del trabajo, en el que también ha participado Laura Tejedor-Romero, médica residente de la especialidad de Medicina Preventiva y Salud Pública durante su rotación en la Escuela. 


La principal conclusión del estudio es la necesidad de informar con mayor transparencia sobre cómo se evalúan económicamente las prácticas e intervenciones sanitarias realizadas en los sistemas sanitarios. Los autores recomiendan ofrecer más y mejor información, de manera que los datos estén accesibles y pueden reutilizarse y reproducirse, en torno a los procesos que se aplican a las evaluaciones económicas de intervenciones sanitarias. 


Para llevar a cabo la investigación se analizaron 200 artículos publicados en 147 revistas científicas durante 2019. Todos ellos trataban los denominados razones coste-efectividad incremental (RCEI), un indicador que sirve para medir los beneficios adicionales que pueden aportar una práctica o intervención sanitaria en términos de costes económicos por años de vida ganados, años ajustados por calidad de vida y/o años de vida ajustados por discapacidad. Sobre esta base, los autores examinaron si los artículos cumplían con indicadores de ciencia abierta como la accesibilidad y apertura de datos, la transparencia y la reproducibilidad de los resultados, analizando cuestiones como el uso de guías y protocolos, la presencia de datos para calcular la RCEI y la inclusión de códigos analíticos que permitan reutilizar la información en bruto, entre otras. 


Los resultados reflejan la necesidad de mejorar la transparencia en los procesos de evaluación económica de intervenciones sanitarias, la apertura de datos y la reproducibilidad de los métodos y los resultados. Sólo el 55% de los estudios se valían de una guía para desarrollar las evaluaciones, y sólo el 16% especificaron la existencia de un protocolo y registro del estudio. Además, solamente el 5% ofrecía la posibilidad de explotar códigos y datos en bruto para llevar a cabo nuevos análisis. Poco más de la mitad (56%) de los artículos analizados permitían reproducir los análisis realizados sobre las razones coste-efectividad. En este sentido, se observó que los estudios que utilizaron una guía metodológica presentaron esta información de una manera más completa.


Beneficios para la comunidad científica, los sistemas sanitarios y la sociedad


Los autores señalan que esta investigación es una de las primeras que cuantifica si la comunidad investigadora que hace evaluaciones económicas de intervenciones sanitarias informa de los datos necesarios que permitan reutilizar la información y reproducir los análisis realizados. Su recomendación es fomentar el uso de herramientas que impulsen la transparencia, la accesibilidad y la reproducibilidad de este tipo de estudios, que son fundamentales para saber el beneficio que aportan las tecnologías sanitarias (como un medicamento o una vacuna) al funcionamiento de los sistemas sanitarios y a la salud de la población. 


Ferrán Catalá-López explica que, en línea con las conclusiones de otro artículo publicado hace unos años en la Revista Española de Salud Pública, "las guías de publicación, como por ejemplo la Declaración CHEERS, representan una oportunidad que puede servir de ayuda a la comunidad científica y sanitaria que llevan a cabo análisis de coste-efectividad en el ámbito del Sistema Nacional de Salud". A su juicio, mejorar la calidad de la presentación y la credibilidad de los resultados de evaluaciones económicas sanitarias "requiere la colaboración de autores y autoras, revisores y editores, una labor conjunta que debería contribuir a alcanzar publicaciones completas, claras y transparentes que faciliten la utilización del conocimiento generado y la traslación de la mejor evidencia clínica y económica a los servicios de salud y a la salud pública". 


En la investigación también han participado investigadores e investigadoras de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), la Red de Investigación en Cronicidad, Atención Primaria y Prevención y Promoción de la Salud (RICAPPS) y el Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental (​Cibersam) del ISCIII, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC, el Instituto Aragonés de Ciencia de la Salud (IACS), la Universidad de Valencia y la Universidad de Aarhus (Dinamarca), junto a las ya citadas universidades de Ottawa (Canadá) y York (Reino Unido). 


Referencia del artículo: Catalá-López F, Ridao M, Tejedor-Romero L, Caulley L, Hutton B, Husereau D, Alonso-Arroyo A, Bernal-Delgado E, Drummond MF, Moher D. Transparency, openness and reproducible research practices are frequently underused in health economic evaluations. J Clin Epidemiol. 2023. https://doi.org/10.1016/j.jclinepi.2023.10.024​. ​​