ISCIII

Inicio de sesión
Selecionar página

Un estudio del Centro Nacional de Medicina Tropical recomienda mejorar el manejo de la enfermedad de Chagas en atención primaria

'Trypanosoma cruzi', parásito que causa en humanos la enfermedad de Chagas.

Investigadoras del Centro Nacional de Medicina Tropical (CNMT) del ISCIII han publicado esta semana en la revista ‘PLoS Neglected Tropical Diseases’ una investigación, en la que analizan el papel de los profesionales sanitarios de atención primaria en el manejo de la enfermedad de Chagas. 

Accede al estudio completo

Las autoras del trabajo son Laura Iglesias Rus, María Romay Barja, Teresa Boquete y Teresa Blasco Hernández. Agustín Benito, director del CNMT, también participa en el estudio, que supone una continuación de uno publicado hace unos meses en PLoS One, que concluía que hace falta un protocolo oficial que guíe el cribado y el tratamiento de la población en riesgo de sufrir enfermedad de Chagas residente en España. 

La enfermedad de Chagas en humanos está causada por el parásito 'Trypanosoma cruzi'. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que en el mundo puede haber entre 6 y 7 millones de personas infectadas, y que más de 25 millones de personas están en riesgo de contraer la enfermedad. Tradicionalmente confinada en el continente latinoamericano, en las últimas décadas la globalización y los movimientos migratorios han llevado la enfermedad a otros países, entre ellos los europeos y especialmente España, que tiene un importante núcleo de población procedente de Bolivia. 

Necesidad de formación


El diagnóstico y el tratamiento temprano de la enfermedad de Chagas mejoran el pronóstico clínico y previene la transmisión vertical. Laura Iglesias Rus, María Romay, Teresa Boquete y Teresa Blasco Hernández, está última investigadora principal del proyecto, explican que hasta ahora no se habían hecho estudios con los profesionales de atención primaria en España. Ante la falta de evidencia, este estudio aborda cómo manejan los servicios de atención primaria la enfermedad de Chagas en un país no endémico, evaluando los conocimientos, actitudes y prácticas sobre la enfermedad de estos profesionales.

En el estudio han participado 81 profesionales de atención primaria de Madrid (41 médicos y 40 enfermeras), y se han tomado 70 notas de campo mediante observación no participante. Los profesionales sanitarios muestran falta de conocimientos generales sobre la enfermedad de Chagas (epidemiología, síntomas, mecanismos de transmisión, tratamiento…), y durante la investigación señalaron carencias en la identificación del país de origen para solicitar la prueba diagnóstica.
 


​María Romay, Teresa Boquete y Teresa Blasco-Hernández, investigadoras del Centro Nacional de Medicina Tropical del ISCIII, autoras de la investigación.


Se ha mejorado mucho en el diagnóstico de la enfermedad de Chagas en España, pero todavía queda mucho por hacer en cuanto a la adherencia al tratamiento, explican las autoras: "Por lo que nos parecía muy importante abordar el estudio de esta enfermedad desde la puerta de acceso al sistema sanitario; la implicación de estos profesionales mejoraría mucho el acceso de la población a riesgo al diagnóstico y seguimiento del tratamiento de esta enfermedad silenciosa y olvidada". 

Tanto médicos como enfermeras consideran que parte de la población no habla de la enfermedad de Chagas por el estigma o por vergüenza, y que existe una doble realidad: mientras algunas personas muestran preocupación por la enfermedad, otras no. El equipo del CNMT constató que los profesionales consideran tener un papel muy poco relevante en el abordaje de esta enfermedad, y que centran su trabajo en el seguimiento de las enfermedades crónicas. 

Los médicos de Familia asumen un rol facilitador al derivar pacientes a los diferentes servicios hospitalarios, pero expresan que la falta de comunicación entre atención primaria y especializada es una barrera y un aspecto que es muy necesario mejorar. 

Las autoras explican que este estudio sería el primero que utiliza en España técnicas cualitativas para conocer el manejo de la enfermedad de Chagas en los centros de salud, y que los resultados dan a entender la necesidad de protocolizar mejor el manejo para facilitar el diagnóstico precoz de la enfermedad y el posterior tratamiento. De esta manera, mejoraría el pronóstico clínico y podría prevenir que la enfermedad se transmita de forma vertical, en trasfusiones y en trasplantes.

Desafío para el sistema sanitario

 

En las conclusiones del estudio las investigadoras expresan que el diagnóstico y tratamiento de la enfermedad de Chagas en países no endémicos continúa siendo un desafío importante para los sistemas sanitarios. Tras estudiar los conocimientos, actitudes y prácticas de los profesionales de los centros de salud, se concluye que los resultados de esta investigación pueden ayudar a desarrollar estrategias de cribado de la enfermedad de Chagas de manera protocolizada, y así evitar otro de los problemas clásicos: que el diagnóstico dependa exclusivamente de la petición del paciente. 

El estudio publicado en ‘PLoS Neglected Tropical Diseases’ concluye con una serie de recomendaciones de las autoras: mejorar la formación de los profesionales de atención primaria en torno a la enfermedad de Chagas; desarrollar guías, consensos y protocolos en España; mejorar la coordinación entre el centro de salud y el hospital; implantar iniciativas de vigilancia epidemiológica; e impulsar la participación de médicos de Familia y enfermeras de atención primaria en el diagnóstico, manejo y seguimiento del paciente.

Noticias relacionadas: