ISCIII

Inicio de sesión
Selecionar página

Factores pronósticos y análisis de aguas residuales, nuevos informes del Grupo de Análisis Cientifico sobre Coronavirus

​Microscopía electrónica que muestra cómo el SARS-CoV-2 (en amarillo) invade una célula (NIAID-NIH).

El Grupo de Análisis Científico sobre Coronavirus del ISCIII ha publicado dos nuevos informes, sobre factores de riesgo en el desarrollo de COVID-19 y sobre análisis de aguas residuales para el control del SARS-CoV-2. Estos dos últimos informes se unen a los anteriormente publicados sobre origen del virus, mecanismos de transmisión, glosario de términos epidemiológicos, secuenciación genética, temperatura y clima, fármacos, manifestaciones clínicas, respuesta inmunitaria, comunicación de la ciencia, contaminación y vacunas. 

Informe sobre factores de riesgo en COVID-19



El nuevo coronavirus no afecta a todas las personas por igual. Hay diferencias por edad (mayor influencia en personas mayores y menor en niños) y sexo (afecta más a los hombres que a las mujeres), y también influyen las comorbilidades (presencia de otras enfermedades), las patologías crónicas, el estilo de vida (tabaquismo, obesidad...), el funcionamiento del sistema inmunitario... Hasta las condiciones socioeconómicas pueden definir cómo afecta la enfermedad a las personas. 

Entre los factores de riesgo que pueden estar relacionados con el desarrollo de COVID-19 están enfermedades cardiovasculares (cardiopatías, hipertensión…); diabetes; enfermedades respiratorias crónicas (EPOC); enfermedades renales; cáncer; inmunosupresión (pacientes oncológicos, trasplantados…); enfermedades renales; enfermedades neurológicas (Alzheimer); sobrepeso/obesidad, tabaquismo...



Informe sobre análisis de aguas residuales para control del SARS-CoV-2



El tracto gastrointestinal puede verse afectado por el coronavirus SARS-CoV-2, según apuntan diversos estudios realizados hasta la fecha, que señalan que el material genético del virus está presente en heces de pacientes con COVID-19 y que puede ser excretado durante largos periodos de tiempo.

La detección de virus en muestras de aguas residuales es una herramienta útil ya conocida para la vigilancia epidemiológica, ya que supone un indicador de circulación del virus entre la población. La capacidad que tiene la vigilancia de las aguas residuales para detectar casos leves o asintomáticos es una de sus principales ventajas y puede ser una herramienta de alerta temprana para identificar de forma precoz la presencia del SARS-CoV-2, tanto en el momento actual como en posibles rebrotes o segundas oleadas de la infección.