ISCIII

Inicio de sesión
Selecionar página

El ISCIII participa en una iniciativa de Naciones Unidas sobre la ciencia como motor de recuperación socioeconómica en la pandemia




La crisis derivada de la COVID-19 está dejando entrever inequidades a escala mundial, sistemas de salud frágiles y practicas poco sostenibles, cuestiones que ya existían antes de la crisis y que podrían agravarse en este tipo de situaciones. Pero, de forma paralela, la pandemia ofrece la oportunidad de desarrollar proyectos globales de mejora como la Hoja de Ruta en Investigación para la Recuperación tras la COVID-19, una iniciativa de Naciones Unidas que analiza la capacidad de la ciencia y la investigación como elemento clave para la recuperación socioeconómica durante la pandemia y en la construcción de un futuro más sostenible y equitativo.

El ISCIII participa desde junio del año pasado en la Hoja de Ruta en Investigación para la Recuperación tras la COVID-19, cuyo objetivo es impulsar la construcción de cambios basados en lecciones aprendidas, fomentando el desarrollo de sistemas de salud más centrados en los derechos humanos y que incluyan cambios transformadores basados en las mejores evidencias científicas, para facilitar consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible para el año 2030. 

La Hoja de Ruta en Investigación para la Recuperación tras la COVID-19 podría ser de utilidad para que la comunidad científica, las agencias de financiación de la investigación, la sociedad civil y los Gobiernos e instituciones internacionales, entre otros agentes, tengan una mejor base para la construcción de consorcios que trabajen en la mejora de la investigación y los sistemas de salud, demostrando así el poder de la ciencia global. 

Después de meses de trabajo, La Hoja de Ruta cristalizó el pasado noviembre en un documento que identifica cinco pilares básicos para que la ciencia facilite una recuperación socioeconómica sostenible y equitativa: Sistemas y servicios sanitarios; Protección social; Respuesta económica y programas de recuperación; Políticas macroeconómicas y colaboración multilateral, y Cohesión social y resiliencia comunitaria. El documento incide en la necesidad de una respuesta global y en la atención a poblaciones especialmente vulnerables. 

La Subdirección de Programas Internacionales de Investigación y Relaciones Institucionales del ISCIII ha participado en la elaboración del documento, concretamente en el grupo de trabajo centrado en Sistemas y servicios sanitarios, junto con otras cuatro instituciones internacionales.

Diálogo abierto y prioridades 


El próximo paso en el desarrollo de esta iniciativa es la celebración, el 29 de enero, de una reunión virtual para concretar y avanzar en el desarrollo de proyectos ligados a la Hoja de Ruta, que se centrará en la incidencia política de la iniciativa y en la captación de fondos para su avance; este diálogo abierto estará auspiciado por Amina J. Mohammed, vicesecretaria general de las Naciones Unidas y presidenta del Grupo para el Desarrollo Sostenible. 

Tomás López-Peña, Jefe de Área en Cooperación Internacional Científico Técnica para la Salud de la citada subdirección del ISCIII, explica que el trabajo del ISCIII en este proyecto de Naciones Unidas, y en el documento derivado de su desarrollo, se ha centrado en aportar recomendaciones para la resolución de cinco prioridades: 

- Capacidad de adaptación de los sistemas sanitarios a crisis como la actual pandemia. 

- Eliminación de inequidades en la prestación de servicios en estas circunstancias. 

- Participación de todas las políticas públicas en la promoción de la salud y en la prevención de enfermedades. 

- Fomento de la colaboración y coordinación internacional para una gobernanza y respuesta global a crisis de salud pública. 

- Participación y compromiso comunitario y ciudadano en la construcción y desarrollo de estas respuestas. 

La Hoja de Ruta en Investigación para la Recuperación tras la COVID-19 es un instrumento que busca complementar la acción de otro proyecto, el Marco para una respuesta socioeconómica inmediata a la pandemia, que también está desarrollando Naciones Unidas y que ya ha publicado un informe en el que identifica 25 prioridades en investigación y estrategias científicas.

Más información: