ISCIII

Inicio de sesión
Selecionar página

Más proyectos sobre coronavirus: mejor diagnóstico por PCR, estudio de embarazadas y una posible alternativa a las vacunas

Micrografía electrónica que muestra el coronavirus SARS-CoV-2 aislado de un paciente con COVID-19; en la imagen se aprecia cómo el virus sale de células cultivadas en laboratorio.
Crédito: archivo del NIH (Flickr).

El Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) continúa financiando proyectos de investigación como parte del Fondo COVID-19. Los últimos tres estudios en aprobarse abordan, respectivamente, la optimización de una respuesta inmune frente al virus, el tratamiento de preventivo y terapéutico en mujeres embarazadas, y una modificación de la técnica de PCR que permitiría reducir el tiempo del diagnóstico por debajo de los 40 minutos. 

Con estos tres nuevos proyectos ya son 11 los financiados por el Fondo COVID-19 (por un total de más de 3,5 millones de euros), tras los dos primeros aprobados la última semana de marzo y los seis aprobados al inicio de esta semana. En los próximos días se comunicarán nuevas aprobaciones, que surgen de las más de 1.000 propuestas que ha recibido el ISCIII desde la apertura de esta convocatoria hace tres semanas. 

Microesferas para diversificar la búsqueda de vacunas


El primero de los tres nuevos proyectos cuya financiación ya ha sido aprobada analizará el uso de una tecnología que busca desencadenar una respuesta inmune al virus lo más efectiva posible. El proyecto está liderado por la Universidad de Santiago de Compostela y se basa en la utilización de microesferas en las que se han insertado diferentes proteínas del SARS-CoV-2 (concretamente, dominios como el S1, el M o el N) para generar en el paciente una respuesta inmune frente al virus. La investigación, que se realizará en primer lugar con modelos animales, supone una apuesta por la diversificación en la búsqueda de vacunas contra la enfermedad Covid19. 

Prevención y tratamiento en embarazadas


El segundo es un ensayo clínico, liderado por el ISGlobal en colaboración con diversos hospitales de Barcelona y Madrid, evaluará el efecto del fármaco hidroxicloroquina en mujeres embarazadas con infección por SARS-CoV-2, y también estudiará su uso preventivo (profilaxis pre-exposición) en mujeres gestantes sin la enfermedad. El ensayo, que aprovecha la experiencia ya acumulada en el uso de cloroquina en embarazadas en la prevención de la malaria, tiene prevista la participación de más 700 mujeres. 

Diagnósticos más rápidos y completos


En el caso del tercer proyecto, se trata de un proyecto del Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital Clínico de Valencia (INCLIVA), que persigue reducir el tiempo que tarda el método diagnóstico por PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa, la prueba diagnóstica más fiable) en ofrecer los resultados a los profesionales sanitarios. El estudio evaluará la modificación de la PCR mediante una técnica denominada isotermia, que permite reducir el tiempo del diagnóstico desde las 4 horas a los 45 minutos. Además, los investigadores del INCLIVA secuencian en este proyecto fragmentos del virus procedentes de la citada PCR; la combinación de ambas técnicas mejorará la información que esta prueba ofrece a científicos y profesionales sanitarios. 

La concesión de estos proyectos permite continuar la estrategia de financiación del ISCIII en áreas críticas de la enfermedad sobre las que hay necesidades aún no cubiertas, buscando soluciones a corto plazo que mejoren la vida de los pacientes y el trabajo de los profesionales sanitarios e investigadores. 

Entre los objetivos de la selección de proyectos financiados está reducir el número de nuevos pacientes mediante tratamientos preventivos ofrecidos a grupos de riesgo; elegir el mejor tratamiento disponible, reduciendo la heterogeneidad de las terapias que actualmente se emplean en los hospitales; acortar el tiempo del diagnóstico con la mejora de las técnicas disponibles; obtener más información del virus en el mismo acto diagnóstico, y reducir el tiempo de estancia de los pacientes en las unidades de cuidados intensivos.