ISCIII

Inicio de sesión
Selecionar página

Sigue creciendo la confianza: el 93% de la población española está dispuesta a ser vacunada contra la COVID-19

​Evolución de la confianza en las vacunas a lo largo de las rondas del estudio, que publicó sus primeros resultados en verano del año pasado.

El Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) acaba de publicar la séptima ronda de resultados del estudio COSMO-Spain, impulsado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). El trabajo, que lleva desde mayo de 2020 evaluando los conocimientos y la percepción el riesgo de la población ante la pandemia de COVID-19, tiene como objetivo principal aportar información relevante y actualizada que ayude a hacer frente a la epidemia. 

Entre los resultados destaca un nuevo aumento en la confianza en las vacunas, una disminución de la preocupación por el SARS-CoV-2, una menor búsqueda de información sobre la pandemia y una reducción en los indicadores que miden la denominada fatiga pandémica.

- Consulta todos los resultados del estudio COSMO-Spain  
       

Tal y como pone de manifiesto el estudio, sigue aumentando la confianza en las vacunas, con un incremento del número de personas dispuestas a vacunarse, un 93% frente al 85% de la ronda anterior, cifra que incluye a los que se han vacunado. Entre los encuestados que dicen no querer vacunarse, desciende el porcentaje de personas que indican que les falta información para decidir y el porcentaje que indica que puede tener riesgos para su salud, mientras que aumentan levemente quienes piensan que la vacuna no será eficaz, quienes no creen en la utilidad de las vacunas y quienes creen que tienen pocas probabilidades de contagiarse. También aumenta el porcentaje que responde que vacunarían seguro a sus hijos si hubiera una vacuna contra la COVID-19 recomendada para ellos. 

La fatiga pandémica muestra un ligero aumento (tras disminuir en la sexta ronda), y en las respuestas sobre las vacaciones de verano destaca que un 72% planeaba viajar fuera de su provincia o comunidad autónoma y que un 79% lo haría solo o con su unidad familiar. . 

Preocupación y conocimientos 


Según revela el estudio y, a pesar del aumento de la Incidencia Acumulada registrado entre los meses de junio y julio, la preocupación por el coronavirus se ha mantenido, mientras que la sensación de que el virus se está propagando rápido ha aumentado un 43% en la ronda anterior a un 77% en esta última ronda. No varía el sentimiento de depresión (el 36% manifestaron sentirse deprimidos), desciende el sentimiento de miedo al 39% y sube ligeramente la preocupación por las nuevas cepas de coronavirus y la salud física y mental. 

El estudio ha preguntado por primera vez sobre la preocupación de “infectar a mi familia”, que se convierte en la segunda preocupación más mencionada. Además, la percepción de gravedad de enfermedad sigue bajando con respecto a las rondas anteriores y sólo el 27% de los participantes considera que la enfermedad sería grave o muy grave en caso de contagiarse. A pesar del aumento de casos, la percepción de probabilidad de contagio sube muy poco (del 17% al 18%). Sin embargo, en esta séptima ronda disminuye el porcentaje de encuestados que cree que lo peor de la pandemia ya ha pasado (pasa del 77% al 54%) y aumenta al 21% los que creen que lo peor de la pandemia está por venir. 

En cuanto al grado de conocimientos sobre la pandemia y la enfermedad sigue siendo alto, aunque hayan bajado las respuestas correctas en algunas de las cuestiones propuestas. La encuesta ha preguntado por primera vez sobre si las personas vacunadas pueden contagiarse y el 93% de los encuestados contesta correctamente que sí. El porcentaje de personas encuestadas que cree incorrectamente que los síntomas aparecen en cuanto uno se contagia se mantiene bajo (en el 9%), mientras que desciende el porcentaje de quienes creen erróneamente que si se es contacto estrecho se debe hacer vida normal (del 7% pasa al 5%). 

En todo caso, la percepción de probabilidad de contagio se mantiene con respecto a la ronda anterior en la mayoría de las situaciones planteadas (la media más alta sigue correspondiendo a los espacios cerrados concurridos). Un 27% de los encuestados cree que es fácil evitar contagiarse, frente al 36% de la ronda anterior. Asimismo, según apunta el estudio, no ha habido mucha variación en la mayoría de los comportamientos preventivos, aunque bajan ligeramente los porcentajes de uso de mascarilla cuando se está con amigos y evitar reuniones sociales familiares. 

Alfabetización, búsqueda de información y confianza 


Por otra parte, la alfabetización en salud mantiene una ligera tendencia creciente, en la que destaca un aumento en las cuestiones relativas a la vacunación (por ejemplo, la decisión de vacunarse y la comprensión de los riesgos y beneficios de la vacunación). Además, la frecuencia de búsqueda de información aumenta con respecto a las dos rondas anteriores. En líneas generales, la confianza en las fuentes de información sobre el coronavirus se mantiene en niveles similares a la ronda anterior.

Los resultados de la primera ronda del estudio se publicaron en agosto; los de la segunda ronda, en octubre; los de la tercera, en diciembre; los de la cuarta, en febrero; los de la quinta, en abril, y los resultados de la sexta ronda, el pasado junio. Toda la información del estudio puede consultarse en este enlace (incluir enlace global y a la noticia de cada ronda). 

En esta séptima ronda han participado mil personas residentes en España, mayores de 18 años, con una distribución similar por sexos. El 34% tenía entre 45 y 60 años; el 32% tenía estudios universitarios, y la mayor parte de los participantes (57%) refirió estar trabajando, de los cuales casi la mitad indicó que trabaja presencialmente en entornos con riesgo moderado de contagio. El 20% de los encuestados indicó que su situación económica había empeorado en los últimos 3 meses.