Botulismo

El botulismo está causado por la toxina botulínica que está producida por la bacteria Clostridium botulinum. Este organismo se encuentra en el suelo y los sedimentos acuáticos y puede sobrevivir en estos ambientes en forma de espora.

Los 3 tipos principales de botulismo son:
• botulismo transmitido por alimentos
• botulismo intestinal (que se debe a la proliferación del organismo en el intestino)
• botulismo de heridas

Los síntomas a menudo comienzan con visión borrosa o doble y dificultad para tragar y hablar. En el botulismo alimentario también puede haber diarrea y vómitos. La enfermedad puede causar una parálisis que incluye los brazos, las piernas, el tronco y los músculos respiratorios.

La mayoría de los pacientes se recuperan, pero el período de recuperación puede durar varios meses. La enfermedad puede evolucionar a la muerte en el 5 al 10% de los casos.

El botulismo es una enfermedad de declaración obligatoria en España

 

Protocolo para la vigilancia y notificación

Versión 1 de junio de 2013. Revisado el de 3 de septiembre de 2016

 

Resultados de la vigilancia

 

Informes anuales de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica.  (ver último informe)