Poliomielitis/Parálisis flacida aguda


La poliomielitis es una enfermedad infecciosa aguda causada por los poliovirus (tipos 1, 2 y 3). La infección por poliovirus es habitualmente asintomática o cursa con síntomas leves e inespecíficos y menos del 1% de las infecciones cursa con parálisis. La polio se transmite persona-persona por vía fecal-oral y por gotas. Gracias a la expansión mundial de los programas de vacunación contra la polio ya están erradicados los poliovirus salvajes 2 y 3; el poliovirus salvaje tipo 1 todavía se transmite en Pakistán y Afganistán. 

 

El éxito de la vacuna oral que contiene virus vivos atenuados radica en que además de proteger a la persona vacunada tienen la particularidad de transmitirse permitiendo así la inmunización de más gente a partir de una persona vacunada con riesgos mínimos de causar la enfermedad. Sin embargo, cuando en una población la cobertura de vacunación no es muy alta o se reduce rápidamente, el virus vacunal puede seguir circulando en la población durante muchos meses, y cuanto más tiempo sobreviva más cambios genéticos puede sufrir. Raramente adquiere cambios genéticos que le confieren la capacidad de producir parálisis (poliovirus circulantes derivados de la vacuna (cVDPV). También la persistencia prolongada del virus en el intestino de personas con inmunodeficiencias puede permitir a los poliovirus atenuados experimentar cambios genéticos y revertir su patogenicidad (iVDPV). Por esto motivo en algunas zonas del mundo aparecen brotes de poliomielitis producidos por cVDPV o por iVDPV, aunque allí ya no circulen poliovirus salvajes.

 

En España la poliomielitis es una enfermedad de declaración obligatoria desde 1904. En 1964 se empezó a vacunar en forma de campañas con vacuna de polio oral y en 1975 se incluyó la vacuna en el primer calendario oficial de vacunación infantil; rápidamente se alcanzaron altas coberturas, de modo que el último caso endémico de poliomielitis se notificó en 1988.

 

En 1998, España se sumó al objetivo de erradicar la poliomielitis en el mundo y cuatro años más tarde, en 2002, la Organización Mundial de la Salud declaró a Europa Región Libre de Polio. En el año 2004 se sustituyó la vacuna oral de polio por la vacuna inactivada, ver calendario común de vacunación a lo largo de toda la vida. Las coberturas con primovacunación superan el 95% desde el año 1999. En el estudio nacional de seroprevalencia realizado en 2017-2018​ se documenta que la población española tiene un alto nivel de inmunidad frente a poliovirus.

 

El plan y los protocolos de vigilancia de poliomielitis se han ido adaptando a los cambios en la circulación de los poliovirus. Actualmente incluyen el sistema de vigilancia de parálisis flácida aguda (PFA) en todos los menores de 15 años para descartar casos de poliomielitis y la vigilancia de enterovirus en muestras de pacientes con cuadros clínicos, principalmente neurológicos, diferentes a la poliomielitis.​

 

 

Planes de erradicación y protocolo de vigilancia

Planes para la erradicación de la poliomielitis y protocolos para la notificación, vigilancia y control de la poliomielitis en España.

Resultados de la vigilancia

Informes epidemiológicos de la vigilancia de la poliomielitis y de la parálisis flácida aguda. Tablas y gráficos.

Otros resultados

Publicaciones relacionadas que incluyen el análisis de los sistemas y de los resultados de la vigilancia.

Calendarios y Recomendaciones de vacunac​ión

Publicaciones de interés sobre la poliomi​elitis.​

Enlaces de interés

Enlaces a páginas web de organismos nacionales e internacionales relacionadas con la enfermedad.

 

 


Actualizado a 20/06/2022